3 espacios para tener a la familia unida

Montar atracciones para hoteles familiares es una odisea. Un reto para los mejores malabaristas del diseño de espacios interiores.

Por un lado hay que entretener a los pequeños y maximizar su seguridad. Por otro lado hay que permitir que los padres se puedan tomar unas vacaciones de sus hijos, aunque sea de unos minutos… y que se puedan tomar también una cervecita o un café.

Si es sin perder de vista a los pequeñajos, mejor.

Ya ves, todo un listado de parámetros y restricciones que, en este caso he resuelto aprovechando la planta circular de este edificio, que existía previamente al proyecto de reforma.

La distribución es tan sencilla como eficaz y podría haberse hecho con un cortador de pizzas:

– Se divide la planta en 3 partes iguales

– Se asigna una actividad para cada parte. Parque infantil, cafetería y teatro.

De este modo, esos padres temerosos por la salud de sus hijos pueden vigilarlos tomándose un helado, ya sea mientras hacen el Tarzán en la piscina de bolas o mientras asisten con la boca abierta a algún tipo de actuación.

En este proyecto he utilizado un punto de vista elevado para mostrar gran parte del interior y he montado posteriormente el tejado, semitransparente, para que se vea el contenido del local y se deje adivinar el aspecto exterior de la cabaña.

Publicado en .